A inicios del año 2018 el valor total de capitalización de mercado de las criptomonedas y criptoactivos sobrepasaban los 600 millardos de dólares, el volumen de transacciones diarias superaban a los 50 millardos en dólares, esta cifra es superior al promedio de transacciones realizadas con dólares en la Bolsa de Valores de Nueva York.

En muchos países del mundo se esta indagando acerca del uso del blockchain para garantizar más eficiencia y seguridad en las transacciones en este mercado bursátil.

Imagen relacionada

Fuente

La Bolsa de Valores es pionera y autentica en su rubro, y la adopción del blockchain establece un precedente transformador en la industria de los mercados financieros, esta medida reducirá errores y fraudes, se ganará rapidez y se reducirán los costos de las transacciones financieras.

Una de las formas de captar financiamiento que tienen las empresas es acudir a la Bolsa, emitiendo títulos que son comprados y/o vendidos en esta.

La Bolsa es un mercado (de valores o títulos) donde la oferta viene dada por las emisiones de nuevos valores y los deseos de venta de títulos ya existentes, y la demanda esta constituida por los deseos de compra de tales valores.

En todo mercado de valores hay que distinguir entre el mercado primario o de emisión y el mercado secundario o de negociación. En el mercado primario se canaliza el ahorro, hacia la inversión y se instrumenta a través de títulos y sus valores (públicos y privados). El mercado secundario tiene como finalidad potenciar el mercado primario dándole liquidez. Los que han invertido en el mercado primario pueden vender sus participaciones en el secundario sin ocasionar molestias a la actividad de las sociedades.

Imagen relacionada

Fuente

A la bolsa acuden los ahorradores con la intención de colocar su dinero a cambio de una determinada rentabilidad o de la posibilidad de una plusvalía, y los que habiendo invertido ya en un periodo anterior desean desprenderse de los valores ya adquiridos. Estas ventas pueden deberse a varias razones:

– Consolidar una plusvalía ya obtenida( cuando el precio de venta sea superior al de compra), desprenderse de una inversión poco productiva y cambiarla por otra mas interesante,  o consolidar una perdida ante el temor de que el precio de venta sea cada vez menor que el de compra. Aunque el objeto de la negociación es muy amplio: (activos financieros, oro, metales u otros bienes), lo mas importantes son los primeros, esto son, acciones, obligaciones  y efectos públicos.

En cada bolsa se define un indice general o conjunto que al final de cada sesión indicará si han prevalecido los deseos de compra (aumentando el indice) o de venta (disminuirá).

Imagen relacionada

Fuente

Los títulos que se emiten pueden ser de renta fija o variable. Los de renta fija (obligaciones, bonos bancarios y deuda pública) no son sino un préstamo con promesa de devolución del principal, más una renta fija en un plazo determinado. Los valores de renta variable (acciones) carecen de seguridad de una renta futura, pero tienen la posibilidad de un mayor rendimiento.

El papel de las expectativas sobre lo que pueda ocurrir en el futuro es fundamental para entender el funcionamiento de la Bolsa. La buena marcha de la economía internacional y nacional, lo que ocurra en otras bolsas, las posibles intervenciones o actuaciones gubernamentales  la evolución de las empresas que cotizan determinan los deseos de compra y venta, y generan , en su caso efectos de autoalimentación. Importaciones subidas o bajadas en los indices son fáciles de explicar a posteriori, pero rara vez son predecibles.

Para invertir en la Bolsa de valores se debe hacer a traves de intermediarios autorizados. Los únicos intermediarios bursátiles autorizados para comprar y vender acciones son las casas de Bolsa, por lo que para invertir es necesario que abras una cuenta en una de ellas.